Canales para comunicarte con tus clientes

Canales para comunicarte con tus clientes

Con la llegada de los medios digitales los canales disponibles para llegar a comunicarnos con nuestros clientes se multiplicaron, evolucionaron y siguen en crecimiento.

Vamos a ver a continuación ejemplos de tipos de canales de comunicación con los que dar a conocer nuestra empresa, negocio, producto o servicio:

Campañas offline

Abarcarían los medios considerados tradicionales tales como los anuncios en televisión, prensa escrita, radio, marketing telefónico, cartelería en la calle, etc.

No por ser tradicionales quiere decir que estén en desuso, sino que es una categoría a compaginar con los medios digitales.

Redes Sociales

Las Redes Sociales suponen una de las herramientas digitales más poderosas para cualquier empresa ya que, además de permitirnos emitir información relevante sobre nuestro negocio o productos, posibilita una comunicación recíproca, es decir, los clientes pueden comunicarse directamente con las diferentes marcas presentes.

Esta comunicación supuso un cambio radical, ya no solo en la forma de contactar con los clientes, sinó en que obligó a situar al cliente en el centro de la ecuación, era capaz de responder (bien o mal) a nuestras propuestas, sugerir cambios, críticas o compartir nuestros contenidos.

Dentro de las Redes Sociales hemos de hacer una diferenciación entre el contenido orgánico, aquel que llega a los seguidores de forma natural y gratuita, y el contenido de pago, a través de anuncios textuales, por medio de imágenes, vídeos o una combinación de ellos.

Entre las Redes Sociales más empleadas actualmente destacan Instagram, Facebook, Linkedin, Twitter… y una en la que no solemos pensar como tal, pero que es la más utilizada del momento: Whatsapp.

También podemos incluir Youtube como Red Social, sin embargo sólo un 3% de la población considera a la plataforma de vídeo online como tal.

Páginas web

Hoy en día una empresa que no cuente con una página web donde ofrecer sus productos o servicios cuenta con una gran desventaja frente a sus competidores.

El problema radica ya no en el contar con un portal de contenidos actualizado y dinámico, sino en lograr posicionarse en los principales buscadores (Google, Bing,…).
Muchas empresas, especialmente las pequeñas, consideran que contar con una web, aunque esté obsoleta, no adaptada a dispositivos móviles o que no actualice sus contenidos es suficiente.

Este error provocará que dicha web pase totalmente desapercibida para los posibles clientes. Si no estás en la primera página de búsqueda de Google, no existes.

Es prácticamente imprescindible contar con una página web corporativa que cumpla unos mínimos de desarrollo como ser responsive (adaptable a móviles y tablets), tener un diseño agradable para el usuario, ser fácil de navegar a través de ella, con unos objetivos claros a la hora de ofrecer los distintos productos o servicios a los clientes o contar con herramientas de análisis que permitan identificar el tráfico, la procedencia o cuales son los intereses que llevan a un usuario a entrar en ella.

Publicidad SEM

Para dar a conocer nuestra página web si no tiene un buen posicionamiento orgánico podemos acudir a la publicidad a través de anuncios de texto en los buscadores, principalmente a través de Google.

Es una opción para contactar con clientes interesados en adquirir nuestros productos, por lo que una campaña bien orquestada puede dar unos resultados más que interesantes en poco tiempo.

Tiene ventajas como el control absoluto del presupuesto dedicado, (se puede manejar día a día), no es necesaria una gran inversión, ya que se paga por clic y, dependiendo de las palabras por las que pujemos, puede costar desde unos 4 céntimos o que, al apuntar a un tipo de tráfico interesado, el porcentaje de conversión de estas visitas suele ser bastante alto.

Publicidad de Vídeo o Display

Consiste en publicidad mostrada en páginas web ajenas a nuestra empresa, en formato de imágenes o vídeos.

Es una publicidad más intrusiva ya que no es el usuario el que nos está buscando y puede resultar molesta (los típicos Banners).

Suele emplearse para mejorar la percepción de la marca de las empresas, al estilo de los típicos anuncios de televisión, sin embargo no suele dar buen resultado directo, ya que apenas genera clics hacia nuestra web y la conversión de los que llegan hasta ella tampoco es destacable.

Email Marketing

El envío masivo de correos electrónicos a nuestra base de datos de clientes sigue siendo uno de los medios de comunicación con mejores resultados, a la vez que resulta una promoción muy económica.

Si nuestra base de datos de emails de clientes no es muy numerosa podemos encontrar alternativas gratuitas que permiten crear y enviar correos además de devolvernos una serie de datos de gran interés, como la tasa de apertura, número de clics internos, quién se dio de baja de la lista, etc.

Influencers

El Marketing a través de Influencers está cada día más presente y supone un medio de comunicación con posibles clientes a través de un tercero, el influencer.

Aunque podamos pensar que realizar campañas con ellos solamente está al alcance de grandes marcas, esta suposición se aleja de la realidad.

Pequeñas empresas locales pueden aprovechar este medio para llegar a gente cercana contactando con los conocidos como micro-influencers, aquellos que no tienen un número exagerado de seguidores pero que sí pueden suponer un impulso a pequeñas marcas.

Relaciones públicas

Aunque en tiempo de pandemia resulta muy complicada la organización de eventos, el tu a tu con nuestros posibles clientes sigue siendo una práctica muy recomendable.

Organizar jornadas de puertas abiertas, conferencias, charlas formativas o similares puede ser una forma de ampliar el conocimiento que los usuarios tienen sobre nuestra marca.

Temporalmente, y mientras no retomamos nuestra antigua normalidad, podríamos optar por la organización de eventos a través de canales digitales, como videoconferencias, webinars, canales de vídeo, etc.

ivanjaime.com

Aunque existen muchos más canales de comunicación con los clientes, como la publicidad programática o las plataformas de afiliados, para empresas de pequeño o medio tamaño (PYMES) o negocios de autónomos, con las anteriormente citadas seremos capaces de ampliar nuestra zona de influencia y podremos mantener una comunicación reciproca con nuestros clientes.

Deja una respuesta