¿Cómo aparecer antes que tu competencia?

¿Cómo aparecer antes que tu competencia?


Que una empresa o negocio autónomo disponga de una web es imprescindible, tanto para que los clientes puedan conocerla, ver sus productos, comprarlos o, simplemente, para conseguir información básica como el teléfono o la dirección del establecimiento.

Disponer de una página es relativamente sencillo y económico, ya que existen multitud de diseñadores y desarrolladores que pueden ponerla en marcha.

El problema viene después… ¿cómo conseguir que los clientes la encuentren?

A menos que tengamos una marca relevante, conocida por la mayoría de nuestros posibles clientes y que seamos la primera opción que tengan en mente, la gran mayoría de los usuarios hará uso de un buscador en Internet para localizar la mejor opción sobre los productos o servicios que necesite.

Aquí es donde entra en juego el «posicionamiento» de la página web, es decir, el lugar en el que Google (principalmente) situe nuestra página respecto a las de nuestra competencia.

Conseguir ser los primeros, o al menos situarnos en la primera página de la búsqueda, es vital para conseguir las ansiadas visitas a nuestro sitio web.

¿Cómo conseguimos que Google nos posicione?

Existen dos posibilidades, una de pago y otra «gratuita».

Si creamos una web nueva y queremos conseguir que los posibles clientes accedan a ella no vamos a tener más remedio que acudir a la opción de pago, tambien conocida como SEM

 

SEM

Seguro que cuando haces cualquier búsqueda en Google te has fijado que los primeros resultados que nos aparecen tienen la etiqueta de «anuncio». Estos resultados son de pago, es decir, el propietario de la web que aparece de primera paga por aparecer en esa posición.

Este tipo de publicidad es bastante recomendable, ya que apunta directamente a usuarios que están buscando adquirir los productos que estamos promocionando o, al menos, información sobre ellos.

La publicidad SEM (Search Engine Marketing) es una opción accesible para cualquier empresa, ya que no tiene un presupuesto mínimo, sólo se paga por cada clic y estos pueden conseguirse desde unos pocos centimos, dependiendo del término por el que pujemos.

Otra ventaja es que podemos activarla y desactivarla en cualquier momento, dependiendo de si queremos más visitas a la web o no. Por ejemplo, si estamos en un momento en el que no damos atendido más pedidos, no disponemos de stock suficiente o, simplemente, nos vamos de vacaciones, podemos pausar la campaña hasta el momento en el que nos interese volver a subir el volumen de las ventas.
Crear una campaña en Google ADS, la plataforma en la que se realizan, no es excesivamente complicado, si bien hacerla bien requiere de conocimientos y conocer las herramientas adecuadas para sacar el máximo partido de cada céntimo invertido.

Si te interesa promocionar tu web o tienda online y no tienes tiempo para ponerte a estudiar cómo crear campañas de ADS, ponte en contacto conmigo y te ayudaré a darle ese empujon que tu página necesita.

 

SEO


La otra opción «gratuita», consiste en el posicionamiento orgánico del sitio web, o sea, que Google considere que es de interés para el público y, por ello, la situa en los primeros resultados de ciertas búsquedas que realicen los usuarios del buscador.

¿Cómo conseguimos gustarle a Google?

El SEO, al contrario que el SEM que vimos anteriormente, es una apuesta a medio y largo plazo. Los contenidos, mejoras y actualizaciones que hagamos en la web tardan cierto tiempo en verse reflejados en una subida de posiciones. Este tiempo puede ser de unas pocas semanas a unos pocos meses, es por esto que la estrategia de SEO suele planearse a entre 3 y 6 meses.

Vamos a ver unas pautas básicas para que Google nos tenga en cuenta:

Velocidad de carga

Nuestra página ha de cargar lo más rápido posible. Si lo hace en más de 7 segundos perderemos muchas visitas y Google la penalizará.

Adaptada a dispositivos móviles

Si la web es antigua y no se adapta a dispositivos móviles nos costará aparecer en los primeros resultados.

Palabras clave

Hemos de conocer cómo nos buscan nuestros posibles clientes y crear contenidos dirigidos a esas búsquedas

Contenidos de calidad

Google prima los contenidos de calidad, por lo que hemos de crear textos de interés, relevantes para los usuarios y correctamente escritos (las faltas de ortografía son peligrosas).

Buenas imágenes

No solo del texto vive el SEO, las imágenes también son importantes, que no tengan un peso elevado y que estén correctamente nombradas y etiquetadas.

Enlaces internos y externos

Nuestra web debe contar con enlaces internos, aquellos que permiten que los visitantes naveguen perfectamente por todo nuestro contenido, y enlaces externos, que llevén a otras webs de interés para los usuarios.

Enlaces entrantes

Cuantos más enlaces de otras páginas apunten hacia la nuestra y mayor sea la calidad de esas páginas, más valor le dará Google a nuestro sitio. Conseguir dichos enlaces ha de ser prioritario en nuestra estrategia SEO.

Usabilidad

Si navegar por nuestra web es complejo y los usuarios se pierden, además de perjudicar gravemente las ventas directas, Google no considerará nuestra web como una buena opción.


Nunca incluir contenidos copiados

Si Google detecta que el contenido de nuestro sitio web es copiado de otras páginas automáticamente nos relegará a las últimas posiciones en las búsquedas, por lo que todo aquello que subamos a nuestra página ha de ser propio y original.

ivanjaime.com

Estos son sólo algunos de los parámetros a manejar a la hora de crear una estrategia SEO para la página web de nuestra empresa, todavía hay muchos más aspectos que manejar si queremos ser los primeros de la fila.

Si quieres escalar por delante de tu competencia y tienes dudas, contacta conmigo y te ayudaré a trazar la estrategia para llegar hasta la cima (del buscador).

Deja una respuesta